La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios ya ha recibido a 45 familias que suman un total de 162 personas en el Programa de Acogida e Integración para Solicitantes y Beneficiarios de Protección Internacional, que comenzó en octubre de 2017 y continuará en 2019.

Alrededor del 50% proceden de Siria y Venezuela, y el resto de Georgia, Honduras, Pakistán, Egipto y Marruecos, y entre ellas se encuentran personas con alguna discapacidad física, motora o intelectual.

Estas familias han tenido que huir por distintas circunstancias y llegan a nuestro país tras un camino lleno de obstáculos y dificultades, expuestos en ocasiones a la violencia y experiencias traumáticas. Por ello, la Orden las acoge desde la hospitalidad, respetando su identidad, para que puedan encontrar un refugio donde empezar a construir su nuevo futuro.

Los centros encargados de recibir a estas familias (incluidas en el Programa de Protección Internacional y derivadas por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social)  son el Llar Sant Joan de Déu de Manresa y el Centro San Juan de Dios de Ciempozuelos. Aquí se les ofrece atención por un periodo de 18 meses desde su llegada, dividido en tres fases denominadas Acogida, Integración y Autonomía.

 

En estos momentos hay 110 personas en la primera fase, de las cuales 80 están en el centro de Manresa y 30 en los pisos de acogida del centro de Ciempozuelos. Esta fase consiste en proporcionarles alojamiento y acompañamiento personalizado, con acciones psicosociales y de salud mental, inmersión lingüística y escolarización en el caso de los menores, para la integración en la sociedad de acogida.

 

Según afirmó Paco Gea, Director Adjunto de la Fundació Germà Tomás Canet – Llar Sant Joan de Déu Manresa, “Debemos potenciar sus capacidades desde el primer momento y ofrecerles todas las opciones posibles siempre que existan, y explicarles las consecuencias de sus elecciones, y por último, que elijan de manera libre“.

 

Este centro ya ha comenzado también la segunda fase de Integración en la que participan actualmente 31 personas, en la que se les apoya con ayudas para el alquiler de vivienda autónoma y se promociona su inserción en el mercado de trabajo lo antes posible. Esto se realiza con la puesta en marcha de un itinerario laboral adaptado a cada situación concreta tras la valoración de su formación, cualificación y habilidades e intereses.

Por último, estas personas entrarán en la fase de Autonomía, en la que continuarán con el apoyo de los profesionales aunque en menor intensidad, con el objetivo de que al finalizar el plazo de estancia en el programa cuenten con los recursos y las capacidades para desarrollar un proyecto de vida autónomo.

Trabajamos con ellos en un proceso de integración que les permita ser autónomos y vivir dignamente“, explicó Juan Carlos Gil, coordinador del programa en el Centro San Juan de Dios de Ciempozuelos.

Para lograr estos objetivos cada centro cuenta con un equipo multidisplinar formado por psicólogos, trabajadores e integradores sociales, docentes, educadores y abogados, así como personal sanitario.

Presupuesto y financiación

El Programa de Acogida de la Orden Hospitalaria cuenta con un presupuesto de 2.944.107 euros gracias a la subvención concedida por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social que recientemente ha pasado a llamarse Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. Esta subvención incluye fondos de los Presupuestos Generales del Estado, del Fondo de Asilo, Migración e Integración (FAMI) para mejora del equipamiento de los centros receptores, y del Fondo Social Europeo (FSE) destinada al empleo para la inserción laboral de las personas acogidas.

Por otro lado, el Ministerio de Trabajo acaba de aprobar otros tres proyectos a la Orden Hospitalaria con un total subvencionado de 4.264.600 euros, que permitirán dar continuidad en 2019 a la acogida de personas en situación de vulnerabilidad con derecho a protección internacional, ampliando a un promedio de 500 el número de personas atendidas, con el incremento de número de plazas que se abrirán en el Hospital San Juan de Dios de León.

Desde la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios en España estamos dando respuesta a la realidad de los refugiados como una opción por la que hemos apostado decididamente, siendo sensibles a esta demanda, ya que nuestra misión es dar respuesta a las necesidades existentes a través del alivio del sufrimiento, la enfermedad, la marginación y la discriminación de las personas, especialmente las más necesitadas, siendo la persona acogida lo más importante en nuestra Institución”, destacó el Hno. Juan José Ávila, director de la Fundación Juan Ciudad.

Además, explicó que “se trata de un proyecto en el hay muchos profesionales implicados así como los Centros de San Juan de Dios en Manresa y Ciempozuelos a los que hay que agradecer y valorar toda su implicación profesional y personal en la búsqueda de opciones mejores de vida para las personas atendidas y beneficiarias de este programa. Un camino cuyo resultado final es el de acoger e integrar a los refugiados”.

La Fundación Juan Ciudad trabaja conjuntamente con los centros de San Juan de Dios en la coordinación del Programa de Acogida de la OHSJD.