El Hospital San Juan de Dios de Burgos actualiza el protocolo en consonancia con el nuevo estado de alarma y el Plan de Medidas de Prevención y Control de la Junta de Castilla y León.

El Hospital San Juan de Dios de Burgos ha actualizado su plan de contingencia frente a la COVID-19 en consonancia con el nuevo estado de alarma, el Plan de Medidas de Prevención y Control de la Junta de Castilla y León y las modificaciones introducidas en las principales guías de recomendaciones dictadas por las autoridades sanitaria y laboral.

En este sentido, se ha adaptado la ventilación de los espacios de trabajo a la nueva regulación del PMPC y se ha restringido el uso de lugares comunes (aseos, vestuarios, etc.). Así, será individual si no se llevan mascarillas ni equipos de protección.

En cuanto a las normas de acceso de usuarios al Hospital, se ha restringido el acceso a las unidades de hospitalización desde las 13.00 hasta las 17.00 horas con el último fin de “preservar la salud y la seguridad de los pacientes hospitalizados y de los profesionales que trabajan en el hospital”.

Además, las visitas se limitarán a un acompañante. El paciente, o bien su representante legal, tutor o familia, deberá designar a la persona que estará junto a él durante su estancia en el Hospital San Juan de Dios. De este modo, no se permitirán cambios salvo causas justificadas que deberán ser autorizadas por el médico responsable o la enfermera de la unidad de hospitalización.

Únicamente se autorizará la presencia de un acompañante en horarios distintos a los establecidos en situaciones de especial vulnerabilidad en las que el paciente sea terminal, reciba cuidados paliativos, sea menor de edad o tenga una discapacidad.

La circulación de pacientes y usuarios por el resto de áreas se mantendrá con normalidad. En especial, en todo lo referente a la actividad ambulatoria (consultas externas, sesiones de rehabilitación, pruebas diagnósticas, actividad quirúrgica, análisis clínicos, etc.), así como por otros servicios no asistenciales (atención al paciente, SAER, trabajos de mantenimiento, etc.).