El centro médico actualiza su protocolo en consonancia con la evolución de la pandemia y permitirá la presencia de un acompañante por persona a partir del lunes. Como medida principal se indica la utilización de mascarilla tipo FFP2 durante toda la estancia hospitalaria por parte del familiar.

El Hospital San Juan de Dios de Burgos restablecerá a partir de lunes las visitas a los pacientes ingresados que, según el plan de contingencia frente a la COVID-19, deberán limitarse a una persona que –además- siempre deberá ser la misma.

En base a la evolución de la pandemia, y con el objeto de mejorar las condiciones de seguridad clínica de los pacientes hospitalizados y de seguridad laboral de todos los profesionales sanitarios, se indica la utilización de mascarilla tipo FFP2 durante toda la estancia hospitalaria por parte del familiar.

El horario de visita será de 12.40 a 17.00 horas durante todos los días de la semana. Entre las 13.00 y las 15.00 horas se proporcionará la información médica y, en el caso de no poder asistir durante este tramo horario, se trasladará telefónicamente a la familia con la periodicidad que estime oportuno el especialista responsable del paciente.

En el momento del ingreso hospitalario, el Servicio de Admisión facilitará al paciente un documento en el cual se le identificará mediante una pegatina, así como a la persona autorizada como acompañante para poder acceder a las instalaciones del centro médico burgalés.

El paciente, o bien su representante legal, tutor o familiar, deberán designar a la persona que visitará al paciente durante su estancia en el Hospital San Juan de Dios. No se permitirá el cambio de persona salvo causas justificadas que deberán ser autorizadas por el médico responsable o la enfermera de la Unidad de Hospitalización.

El acceso al centro deberá realizarse única y exclusivamente por la puerta de entrada principal del Hospital San Juan de Dios de Burgos. El acompañante deberá mostrar su autorización de entrada y su DNI al personal del Servicio de Recepción y, durante su estancia, deberá permanecer en la habitación del paciente con la puerta cerrada y la mascarilla puesta en todo momento.

Área quirúrgica

En cuanto al área quirúrgica, si el paciente requiere ingreso hospitalario será derivado a la habitación asignada. Su acompañante podrá permanecer en ella hasta cinco horas después de que finalice la intervención. Posteriormente, podrá acudir en los horarios de visita establecidos en cada momento.

En el caso de no precisar hospitalización, el acompañante no podrá permanecer en el Hospital durante la intervención, y será avisado telefónicamente cuando vaya a ser dado de alta.

Únicamente se autorizará la presencia de uno o varios acompañantes en horarios distintos al establecido anteriormente por causas extraordinarias y justificadas: pacientes terminales, cuidados paliativos, situaciones de especial vulnerabilidad, personas con discapacidad y menores de edad. Para ello, se expedirá desde la Unidad de Hospitalización un pase especial.

La circulación de pacientes y usuarios por el resto de áreas se mantendrá con normalidad. En especial, en todo lo referente a la actividad ambulatoria (consultas externas, rehabilitación, pruebas diagnósticas, cirugías, análisis clínicos, urgencias…), así como otros servicios no asistenciales (atención al paciente, mantenimiento…).

En estos momentos tan difíciles nos ponemos a su disposición para cualquier duda en el teléfono 947 257 730.